FANDOM


Images
Los enanos del Clan Barbahielo pertenecen a una de las más antiguas razas entre los enanos del reino de Khaz Modan. Han vivido en estas tierras desde tiempos inmemoriales con la preferencia de vivir en las afueras de la montaña en vez de en su interior como lo hacen sus primos Forjacero, pero al igual que ellos muestran una gran voluntad de colaboración hacia sus aliados y amigos de la nación enana.

Trasfondo

Pertenecientes a la raza de los Natoescarcha de Rasganorte, estos enanos vivían de manera tribal y en relativa paz en las tierras hoy conocidas como el Fiordo Aquilonal. De creencias chamanísticas y de vidas despreocupadas y apacibles, la tribu de los Isstar, como se les conocía en ese entonces, se vieron forzados a dejar su amado hogar debido a las fuertes batallas que luego enfrentaron con las tribus Vrykuls locales, que los puso cara a cara ante una extinción inminente. Bajo la protección del ancestral Azra el Frio y la guía de los espíritus antiguos, la tribu Isstar encontró una salida ante la creciente amenaza y así comenzaron su éxodo a tierras sureñas y más cálidas, en las cuales se encontrarían con sus hermanos enanos en lo que hoy se conoce como el reino de Khaz Modan.

Desde ese entonces, la tribu de los Isstar poco a poco se fue ganando su puesto dentro de la sociedad creciente de enanos, para así convertirse en el Clan Barbahielo, clan que siempre ha estado al servicio de las necesidades de la nación enana, colaborando y fortaleciendo sus costumbres y cultura y peleando codo a codo por los intereses de sus aliados y por la tierra que en tiempos ancestrales les fue prometida por los espíritus.

Estilo de vida y creencias

WoWScrnShot 100410 095636

Antiguo puesto de vigilancia de Azgard Barbahielo.

Aunque el clan tuvo su origen tribal, su compromiso con el reino enano y los distintos clanes que lo conforman lo ha llevado a adoptar otras maneras. El clan, bajo el legado de su protectores, Patriarcas y Matriarcas, ha logrado conservar mucho de sus antiguas costumbres y creencias; a diferencia de sus hermanos Forjacero, los Barbahielo son de creencias chamanísticas y siempre han venerado a los espíritus y a sus ancestros, adoran la naturaleza y procuran el bien y la estabilidad de los seres vivos. Sin embargo y debido al cambio de los tiempos, algunos Barbahielo han adoptado las creencias de la Luz, las cuales son respetadas al interior del Clan y bien vistas, dada su naturaleza pura y estoica. Debido a todo esto, los enanos Barbahielo siempre se perciben como seres cálidos, amables, respetuosos y empáticos, lo cual se les ha recompensado con grandes amistades y fuertes aliados.

Su organización es patriarcal y, en algunos casos históricos, matriarcal; ya que solo el más idóneo y preparado es quien es asignado como líder espiritual y político. Dado a tal compromiso, muchos patriarcas han decidido criar a sus propios hijos como futuros líderes para así heredar el título. Estos herederos son criados bajo las antiguas enseñanzas chamanísticas y espirituales propias de sus ancestros, por lo que la gran mayoría de los patriarcas y matriarcas del Clan son, en algún grado, chamanes. Compensando con otras clases propias del Clan, se destacan entre ellos los cazadores y guerreros.

Al tener un estilo de vida silvestre y muy enfocado a la naturaleza, los Barbahielo han desarrollado una gran habilidad en las tareas de rastreo, cría de animales, exploración y combate; permitiéndoles aportar a la nación enana a los más grandes montaraces que jamás hayan conocido y cuya escuela aun se pone en práctica bajo las enseñanzas de algunos viejos montaraces Barbahielo, que siguen entrenando a jóvenes enanos en las artes de la supervivencia a la intemperie, el último de estos grandes montaraces fue Azgard el Viejo quien también fue su más destacado explorador, aún se puede encontrar su viejo puesto de vigilancia en el pico montañoso que se encuentra a unos pocos metros del Almacén Brasacerada.

Si bien se ha descrito el nexo que el clan tiene con la naturaleza existe una criatura a la cual el clan le profesa un gran respeto, el oso blanco resume a la perfección la naturaleza del Barbahielo, de carácter noble y fuerte, un Barbahielo protege a sus seres queridos, su comunión con la naturaleza es fuerte y de allí radica su interés por protegerla y mantenerla. Según los relatos de algunos que se han perdido en la basta montaña de Khaz Modan, en medio de su pérdida de conciencia un ancestral enano, de piel pálida azulosa, ha acudido en su rescate, este los ayuda y los conforta a medida que se recuperan, al volver la mirada ven como en la lejanía un gran oso blanco se difumina en el horizonte y desparece en una fuerte ventisca de nieve. Breggo el Salvaje (el más grande chamán que el clan ha tenido) conto a su hijo Azgard que se trata del espíritu del gran ancestro Azra el Frio, su espiritu siempre esta vigilante y recurre a aquellos que lo necesitan en la gran amplitud de las tierras heladas de Azeroth, esto explica porque el oso blanco es tan importante para el clan Barbahielo, cuyos hijos demuestran un gran respeto hacia estos animales ya que se cree que en ellos habita el espíritu de su ancestral padre. Es debido a esto que el clan toma la figura de la garra del oso como su símbolo representativo, el cual aparece en su escudo de armas y tabardo.

Proyectos

thumb|300px|right|Recorrido por el Fiordo.Bajo el liderazgo de su nuevo patriarca Bálor Barbahielo, o Bálor el Protector, el Clan se prepara para lo que tal vez sea su proyecto más ambicioso. Poco a poco el joven patriarca ha estado en la búsqueda del linaje Isstar alrededor de todo Azeroth con una sola idea en su cabeza: reunir a sus hermanos, que con el tiempo se fueron dispersando entre la creciente sociedad enana, para así retomar la vieja gloria que el Clan gozaba, y devolverle su poder y fortaleza, con el único fin de retomar su ancestral hogar, dirigir a su pueblo de vuelta al Fiordo y darle frente a la odiosa sociedad Vrykul que allí habita; reformando su territorio y creando la gloriosa nación Isstar, una sociedad independiente y libre, donde los hijos de Azra una vez más puedan reencontrarse con sus raíces y origen, aceptando su verdadero destino y siempre colaborando con la nación hermana de Khaz Modan y, por supuesto, con la Alianza. De esta manera poco a poco se dará inicio a la Segunda Guerra Vrykul; el Clan Barbahielo no conocerá época más gloriosa como la que se aproxima.

Relaciones

Entre otras, se puede mencionar algunas alianzas que el Clan a forjado con amigos entrañables del antiguo patriarca Azgard el Viejo; y que ahora adopta como suyos, las cuales son las siguientes:

El Martillo de Hielo

Es la alianza forjada entre el clan Barbahielo y los Martillos de Fuego, celebrada en Thelsamar. Bálor Barbahielo y Khaelgar Martillodefuego con un estrechón de manos forjaron la promesa de ayuda mútua con el único interés de luchar bajo las instancias enanas por los intereses del reino de Khaz Modan y la Alianza, además de la defensa de las buenas costumbres que enanos y gnomos comparten.

El Concilio Imperial

Alianza forjada entre el Clan Barbahielo y la Sacra Orden de los Caballeros Imperiales, viejos amigos del antiguo patriarca Azgard el Viejo. Esta se celebró en la gran ciudad fortificada de Forjaz, honrando la gran amistad que el otrora patriarca del clan Azgard le profesó a esta Sacra Orden, reforzando el ánimo del clan por seguir afianzando las relaciones culturales y diplomáticas que ambas razas comparten.

Barbahielos importantes

Aquí estan los nombres de algunos Barbahielo que fueron importantes para el clan.

  • Azra el Frio.
  • Saga Barbahielo.
  • Gada Barbahielo.
  • Breggo el Salvaje.
  • Azgard el Viejo.
  • Bálor el Protector.

Galería